Hotel Esplendor San Martín, Buenos Aires

12/11/2013 | Buenos Aires

Hay formas y formas de disfrutar las ciudades. En Buenos Aires, alojarse en el Hotel Esplendor, para quienes ponemos atención a detalles de diseño, es una caricia al alma y ojos de la profesión.
La caja es un edificio Neoclásico renacentista, mismo que comparte con las Galerías Pacífico, de forma que al salir del hotel uno se ubica en el epicentro de la calle Florida. Adentro, una isla vanguardista, espacios (y habitaciones!) amplias, con muchos detalles modernos con identidad de autores argentinos.  Textiles de Martin Churba en camas y sillones, cuadros de personajes emblemáticos  adornan los espacios comunes, puertas de 4m de altura,y varios etcéteras que se valoran . Una delicia contemporánea en el medio del ruido de Buenos Aires. Sobrio, austero, con lo justo y necesario. El justo balance de una intervención arquitectónica ambiciosa con interiores modernos y equipamiento neutro contemporáneo, sin pretensiones pero con personalidad y elegantes, la inserción de arte nacional de gran formato son sin dudas cartas que el hotel ha jugado transversalmente en sus varias locaciones.
Las circulaciones se disponen en un hueco en el edificio con materiales metalizados y vidrio, con obras de personajes como Borges, Juan Carlos Altavista, el Che Guevara, cada uno con las técnicas del colectivo Mondongo hacen que la llegada  a las habitaciones no sea por los típicos monótonos corredores sino  como una recorrida de un museo de arte moderno.
La cadena fen a la cual pertenece el hotel ha hecho varias intervenciones de este tipo patrimonial y con cuidados estéticos, especialmente en la ciudad de Rosario, argentina, en un edificio rescatado espectacular también, el esplendor Savoy Rosario, pueden verlo acá , muy similar en estética.
Cada personaje está tejido con material alusivo a su vida u obra, asi, Maradona hecho con hilos de oro. Evita con panes y resina, Borges con hilos de Algodón, o el Che Guevara con Balas de calibre 22.
El che Guevara hecho con  con balas de 22mm
El restaurant, muy new york

 

Compartí en las redes