Frida Escobedo y el estudio Moreau Kusunoki Architectes serán los encargados de la renovación del Centro Pompidou

30/06/2024 | Actualidad

Frida Escobedo y el estudio Moreau Kusunoki Architectes serán los encargados de la renovación del Centro Pompidou

30/06/24Actualidad

Frida Escobedo y el estudio Moreau Kusunoki Architectes serán los encargados de la renovación del Centro Pompidou

30/06/24 | Actualidad

 

Bautizado como “Centro Pompidou 2030”, la renovación arquitectónica tomará cinco años y comenzará a desarrollarse en 2025.

 

La mexicana Frida Escobedo, una de las arquitectas más reconocidas en el mundo sigue consolidando su presencia internacional. Esta vez será con uno de los proyectos más ambiciosos de la industria cultural: la renovación del Centro Pompidou. A través de Frida Escobedo Studio, la creativa será una de las encargadas de la renovación del museo francés con la que se busca “resolver los problemas técnicos” del edificio.

Escobedo, que fungirá como diseñadora asociada, compartirá el proyecto con el estudio francés-japonés Moreau Kusunoki Architectes para mejorar el mítico recinto creado por el británico Richard Rogers y la leyenda italiana, Renzo Piano. La ingeniería correrá a cargo de la firma francesa AIA Life Designers, que se encargará de los aspectos de seguridad, desarrollo sustentable y accesibilidad, según se ha difundido a través de un comunicado. El proyecto busca aportar además un elemento cultural y al mismo tiempo preservar el ADN del edificio que abrió en 1977.

Bautizado como “Centro Pompidou 2030”, la renovación arquitectónica tomará cinco años y comenzará a desarrollarse en 2025. Al anunciarse la participación de Frida Escobedo y los otros estudios franceses, priducto de un concurso internacional, el propio Piano, integrante del jurado, señaló que los arquitectos y despachos elegidos “han entendido completamente el espíritu del centro Pompidou. Su proyecto está completamente alineado con la arquitectura del edificio al tiempo que deja espacio para futuras renovaciones y mantiene su integridad”.

 

 

Comunidad y eficiencia de espacios: los cambios de Centro Pompidou

Desde que arrancó su construcción a inicios de la década de 1970, el Centro Pompidou se convirtió rápidamente en uno de los edificios más atractivos de París y fue una de las edificaciones emblema de la llamada “flexibilidad espacial” que buscó romper con la idea elitista del acceso a la cultura. Luego de 50 años de operación constante, el proyecto de renovación obligará a su cierre por cinco años a partir de 2025.

Como parte de la actualización del Centro, que no contempla con

 

strucciones nuevas o extensiones, el proyecto busca reaprovechar algunos rincones para hacerlos más comunitarios. De la misma forma, plantea mejorar la accesibilidad al sitio usando eficientemente algunas áreas, le dará tratamiento a los metales oxidados, sustituirán las fachadas y removerán los asbestos. Los cambios buscarán mantenerse fiel a algunos de los principios con los que fue fundado, como la experimentación espacial.

Moreau Kusunoki, el arquitecto principal de la renovación, explicó que esta tendrá cuatro ejes: redescubrir y amplificar la amplitud de los espacios del centro, simplificar la organización espacial, activación de dichas áreas e incentivar el diálogo entre la arquitectura del edificio.

El lugar comunicó que las renovaciones se harán no sólo para mejorar la eficiencia energética del lugar, realizar el desamiantado de fachadas y mejorar la accesibilidad para personas de movilidad reducida, sino para que su arquitectura evolucione. “Este importante proyecto también se presenta como una oportunidad para crear un nuevo gran proyecto cultural para el Centro Pompidou del mañana. Un Centro Pompidou que no se quedará fijo en su envolvente y diseño inicial, sino que estará plenamente en sintonía con su tiempo”.

 

El Centro Pompidou, diseñado por Renzo Piano y Richard Rogers, se ha destacado por sus distintivos tubos metálicos de colores. La renovación también contempla reorganizar el espacio interior del museo, un proyecto adicional valorado en 186 millones de euros (más de 200 millones de dólares), que dependerá de patrocinios y proyectos internacionales.

El último nivel del museo será abierto al público, ofreciendo una terraza panorámica con vistas impresionantes de París. También se remodelará «La Piazza», el atrio frente al Centro, incorporando gradas para que los transeúntes puedan sentarse y disfrutar del entorno.

 

 

Entre las cuestiones técnicas y mejoras que se realizarán, destacan las siguientes:

 

Fiabilidad de las instalaciones:

_ Desmontaje total del amianto de la fachada y sustitución de todos los ventanales.

_ Tratamiento de corrosión de la estructura principal y trabajos de cerrajería metálica.

_ Reparación de pinturas y pisos.

_ Sustitución o renovación de ascensores, montacargas y escaleras mecánicas del foro, sustitución de instalaciones de alta corriente al final de su vida útil o deterioradas y de instalaciones sanitarias de fontanería.

_ Reanudación de la arquitectura informática y de servidores, modernización de sistemas de baja corriente e instalaciones de seguridad.

Renovación y optimización energética:

_ Adecuación del nivel de tratamiento de aire por zona según su uso, sustitución de cajas de mezcla (sistema de aire acondicionado) y sustitución de unidades de tratamiento de aire en infraestructura.

_ Renovación de torres de refrigeración (tratamiento del riesgo de enfermedad del Legionario).

_ Reemplazo de sistemas de baja corriente y migración a todo IP.

Seguridad contra incendios y accesibilidad:

_ Tratamiento de estabilidad al fuego, sustitución de compuertas cortafuegos y cumplimiento de extracción de humos.

_ Reposición de pinturas intumescentes.

_ Realización de obras de accesibilidad.

Esta renovación promete darle un nuevo aire al Centro Pompidou, manteniendo su espíritu vanguardista y adaptándolo a las necesidades contemporáneas de sus visitantes.

 

 

Un hito más en la carrera de Frida Escobedo

La elección de Frida Escobedo para un proyecto de esta magnitud no es del todo sorpresiva, pues en los últimos años la arquitecta se ha convertido en una de las creativas de la disciplina que ha consolidado su presencial a nivel internacional. Gracias a la versatilidad para pasar de la arquitectura a la instalación o saltar al campo de la investigación, la mexicana fue elegida en 2018 para desarrollar el Serpentine Pavillion y el Museo de Arte Metropolitano de Nueva York la eligió para diseñar el ala de arte Oscar L. Tang y H.M. Agnes Hsu-Tang.

Formada en la Universidad Iberoamericana y con una maestría en Arte, Diseño y el Dominio Público por la Graduate School of Design de la Universidad de Harvard, Escobedo también ha desarrollado edificios que han reformulado el panorama mexicano. En Cuernavaca diseñó La Tallera, un museo y taller de arte moderno y contemporáneo originalmente concebido en 1965 por David Alfaro Siqueiros. Ahí, tuvo a su cargo la remodelación de la librería Octavio Paz.

Sus obras han llegado al Pabellón Mexicano de la Bienal de Arquitectura en Venecia y recibió la distinción de Miembro Internacional del Royal Institute of British Architects. Ha combinado su carrera en el campo de la arquitectura con la docencia y la investigación. Hasta ahora, la mexicana no ha compartido su visión de la renovación del Centro Pompidou.

 
 
Fuentes: AD, Expansión,mx  / Fotos:  © Moreau Kusunoki en colaboración con Frida Escobedo Studio
Compartí en las redes